Imagen Ajna chakra

Ajna chakra

Hoy continúo con la serie de posts dedicada a los chakras y vamos ya a por el sexto. Si te perdiste la entrada anterior, pincha aquí

Vamos a conocer un poco más Ajna Chakra, ¡tu tercer ojo!

El chakra del tercer ojo

Ajna es tu chakra del tercer ojo, se localiza en tu entrecejo, en el centro de tu frente, un poquito por encima de tus cejas. Ajna significa orden, mando.

El llamado tercer ojo es también conocido como el ojo de la sabiduría, el centro de tu consciencia. Ajna chakra se utiliza a menudo como foco durante tus prácticas de concentración y meditación. En este punto se unen tus 3 principales canales de energía o nadis.

Esta rueda energética representa lo que comprendes, es la base de tu consciencia.

Para entendernos mejor, la manera de identificar esta rueda de energía es “yo comprendo”. Simboliza tus conocimientos, tu sabiduría e inteligencia. Es tu manera de ver el mundo y comprenderlo.

Características de este chakra

  • Se representa con el color añil (azul oscuro)
  • Su elemento es la mente
  • Su sentido son todos
  • Su mantra es Om
  • Su representación es una flor loto de dos pétalos
  • Está relacionado con la glándula pituitaria, el sistema endocrino y el sistema nervioso central
  • En el plano mental rige la consciencia
  • En el plano emocional rige la intuición
  • En el plano espiritual rige la unión con la consciencia suprema, el todo

Si Ajna está bajo de energía, sufres cansancio, pensamientos negativos y generas mal karma.

Si Ajna está alto de energía, te conviertes en una persona extremadamente imaginativa, con tendencia a la fantasía y las alucinaciones.

En general, un desequilibrio implica incapacidad de comprender el mundo a tu alrededor. Concentrarse y meditar en este chakra te ayuda a equilibrarlo.

Asanas para Ajna chakra

Para recuperar el equilibrio de tu chakra hogar te recomiendo sencillas asanas que puedas practicar con mucha consciencia de cada movimiento y cada respiración, enfocándote en este chakra.

  • Tadasana – la montaña.
  • Uttanasana – la pinza de pie.
  • Adho Mukha Svanasana – el perro boca abajo.
  • Ardha Matsyendrasana – la media torsión espinal.
  • Dandasana – el bastón.
  • Paschimottanasana – la pinza sentada.
  • Setu Bandha Sarvangasana – el puente.
  • Salamba Sirsasana – la postura sobre la cabeza.
  • Balasana – el niño.

Finaliza con Savasana, como siempre.

Cuando te sientes de nuevo, tómate unos minutos para concentrarte y meditar en Ajna chakra. Visualiza la zona baja de tu abdomen, debajo de tu ombligo. Visualiza el color añil intenso, como una bola de fuego en esa parte de tu cuerpo. Siente la energía.

Si tienes cualquier duda o quieres hacer algún comentario, ¡anímate a escribir aquí debajo!