Imagen post asanas para verano

6 posturas para el verano

¡Aquí está el esperado verano! ¡Bienvenido y bienhallado! Aunque lleva ya unos días entre nosotros queremos recibirle hoy con los brazos abiertos, el corazón preparado y, para que te resulte más cómodo, un vídeo con una secuencia que te llenará de energía y buen humor.

Antes de comenzar, prepara tu práctica: abre la ventana de par en par, silencia todos los dispositivos electrónicos, aleja el reloj, aligera tu ropa y respira. Inhala y exhala profundamente, sonríe y colócate sobre tu esterilla. ¿Empezamos?

Qué practicar

Llega el momento de realizar una práctica más dinámica para soltar todo el calor, relajarte al final bajando el ritmo y así poder mantener la mente fresca y despierta. Para ello te invito a encadenar posturas de pie, continuar en el suelo y terminar con invertidas.

La respiración larga disminuirá tu calor para que disfrutes mejor del verano.

Como siempre, comienza con estiramientos y alguna vuelta de saludo al sol y prepárate para recibir la nueva estación con ganas. Si, además, tienes en la nevera un batido de frutas o un granizado casero para tomar después, no te va a costar nada colocarte sobre tu esterilla.

Las posturas

Acuérdate de hacerlas por cada lado. Encadena las posturas de pie como en un baile y enfócate en tu respiración. Si te apetece, puedes incluir los guerreros en el propio saludo al sol y hacerlo aún más dinámico.

  • Virabhadrasana I – el guerrero I.
  • Virabhadrasana II – el guerrero II.
  • Utthita Parsvakonasana – el ángulo extendido.
  • Vajrasana – la roca.
  • Upavishta Konasana – flexión sentada adelante.
  • Karnapidasana – el sordo.

En el siguiente vídeo puedes ver una secuencia un poco más larga y completa.

Continúa practicando el pranayama que te indico más abajo y finaliza con una bien merecida relajación en Savasana.

Pranayama de verano

Antes de relajarte y dar por terminada tu sesión de yoga, siéntate y prepárate para un ejercicio de respiración de lo más refrescante: Sitali.

Este ejercicio disminuye la temperatura corporal y es válido tanto para climas cálidos como para bajar la fiebre. Si el clima es muy seco, se resecará tu boca, es natural que ocurra.

En una postura cómoda, con la espalda recta y las manos sobre las piernas, sólo tienes que doblar tu lengua en forma de “U”, como un tubito por el que va a pasar el aire. Si no puedes, enróllala hacia dentro y arriba y sujétala con tus dientes superiores.

Inhala a través de tu lengua y exhala por la nariz. Sin prisa y tantas veces como quieras. ¡Es bien sencillo!

¿Quieres conocer algún otro tipo de pranayama? ¡No dudes en preguntarme!