Imagen post bloques de yoga

Bloques de yoga

Cuando vienes a clase te indicamos que disponemos de todo tipo de material: esterillas, mantas, bloques y cinturones. No siempre lo usamos todo, pero está a tu disposición y nos parece importante que así sea.

Hay formaciones de profesores de yoga que no llegan a utilizar ninguno de estos elementos, que se basan en la postura y en crearla en función de tu capacidad en cada momento en que practicas. En Karma creemos que es importante tener más opciones.

Los bloques en detalle

A día de hoy es relativamente fácil encontrar material de yoga en tiendas deportivas, accesibles a todo el mundo. Si has echado un vistazo, habrás visto que los bloques pueden ser de espuma o de corcho, siempre semi-rígidos, pero nunca duros del todo. Hay diferentes alturas y grosores.

Es una cuestión de gustos.

Utilizar bloques, cinturones, sillas, la pared o cualquier otro elemento de apoyo no significa que seas “peor” practicando yoga. No eres más torpe, menos flexible o peor practicante. Un bloque puede hacerte llegar a una profundidad y estabilidad en tu postura que, de otra manera, no puedes conseguir.

Integra los elementos de apoyo en tu práctica como una extensión de tu cuerpo: te ayudan a profundizar en las posturas.

En las posturas de equilibrio de pie, como Parivrtta Trikonasana, el bloque te da estabilidad y te permite respirar y disfrutar. En las posturas de apertura de pecho, te ayuda a expandir suavemente la columna y mantener la apertura. En los equilibrios sobre brazos son una ayuda a la hora de medir distancias y soportar tu cuerpo en el aire.

Si ya realizas estas posturas sin ayuda, es perfecto. Pero, aún así, no descartes los bloques, te dan otra perspectiva.

Ventajas y desventajas

Algunas de las ventajas son:

  • Te quitan el miedo.
  • Te dan confianza.
  • Te ayudan a saber que puedes llegar un poquito más lejos.
  • Te sirven para explorar tus límites.

Desventajas:

  • Si te acostumbras a usarlos siempre, no querrás dejar de hacerlo.
  • Puedes llegar a acomodarte a su uso.

Cuándo usarlos y cuándo no

En realidad, no hay una pauta de uso de bloques durante la práctica. Intentamos aplicar los siguientes criterios: la dificultad de la postura, la profundidad de la torsión, extensión o equilibrio que queremos alcanzar con ella, tu estado físico y mental ese día.

Y el tipo de práctica: si van a ser pocas posturas durante más minutos, es posible que encuentres un bloque sobre tu esterilla al entrar en clase: la idea es mantener la postura sin llegar a pasarlo mal en ella, sin necesidad de deshacerla, pudiendo así interiorizar sus beneficios más profundamente.

¿Usas bloques habitualmente? ¡Comparte tu experiencia con nosotros!