Imagen Post Caderas y hombros: las articulaciones más complejas

Caderas y hombros: las articulaciones más complejas

Tus caderas y tus hombros son tus articulaciones más completas y complejas. Unen tus extremidades con tu tronco y delimitan la extensión de éste. A pesar de que, en el día a día, hacemos siempre los mismos movimientos, gestos y posturas, tanto tus caderas como tus hombros tienen un rango y amplitud de movimientos mucho mayor de lo que crees: cuando los conoces descubres lo maravilloso que es el cuerpo humano.

Como digo, realizamos siempre las mismas posturas. Por eso en una clase de yoga te resulta tan extraño sentarte en el suelo o llevar los brazos arriba y atrás. Incluso mantener los brazos en cruz te resulta cansado, al menos las primeras veces. Incluso te preguntas para qué quieres hacer todo eso, si no lo aplicas cuando termina la práctica. Te lo diré: para fortalecer y flexibilizar, para movilizar, para evitar lesiones, para equilibrar y mejorar tu postura.

Conoce tus articulaciones

La complejidad de estas dos articulaciones hace imposible describirlas al detalle en un texto como éste, por ello te traigo unas pocas pinceladas para que sepas algo más sobre ellas. Te invito a consultar libros de anatomía o de anatomía del yoga para saber más.

Huesos, músculos, tendones, tejidos… pero, también, emociones y energía. 

Otra manera de conocerlas, pero a un nivel más intuitivo, es cerrando los ojos y realizando diferentes movimientos y posturas, abriendo el resto de tus sentidos y dejándote sorprender por lo que te hacen llegar con cada cambio de posición.

Caderas

También conocidas como cintura pélvica.

  • Pueden realizar movimientos de abducción (alejamiento del cuerpo), aducción (acercamiento), rotaciones externa e interna, flexión y extensión.
  • Albergan tus chakras primero y segundo.
  • En yoga mueven los músculos psoas mayor, ilíaco, glúteo mayor, glúteo medio, pectíneo, aductor mayor, piriforme, cuadrado femoral, cuádriceps.
  • Su movimiento afecta al de las rodillas.
  • Su flexibilidad y fortaleza afectan a tu postura.

Hombros

También conocidos como cintura escapular.

  • Pueden realizar movimientos de abducción (alejamiento del cuerpo), aducción (acercamiento), rotaciones superior e inferior, flexión y extensión.
  • Albergan tu chakra quinto.
  • En yoga mueven los músculos romboides, serrato anterior, deltoides, manguito rotador, subescapular, infraespinoso, supraespinoso, bíceps, triceps.
  • Su movimiento afecta al de los codos.
  • Su flexibilidad y fortaleza afectan a toda tu espalda.

Caderas y hombros a nivel emocional

Más allá de la anatomía y de los aspectos más “técnicos” del cuerpo humano, en yoga le damos mucha importancia a los otros cuerpos: el emocional, el energético, el mental, etc. Tus caderas guardan tus emociones, tanto las que consideramos positivas como las que consideramos negativas, y aprender a aceptar y vivir dichas emociones sin reprimirlas se traduce en caderas fuertes y flexibles.

En el caso de los hombros, es sobre ellos donde depositas el peso del mundo, por decirlo de algún modo. Tus cargas mentales y emocionales, las de tus seres queridos, los cambios en el entorno, todo lo que quisieras resolver aunque no puedas, se va acumulando ahí. Cuanto más peso pones, más te encorvas y más rígidos se vuelven tus hombros. Saber desprenderse de lo que no te corresponde y aceptar que no eres responsable de las experiencias de los demás aligera esa carga también de manera física: postura erguida, hombros fuertes, amplitud de movimiento de los mismos.

¿Has observado tu postura? ¿Cómo te sientas, cómo te colocas cuando estás de pie? ¿Qué dicen tus articulaciones de ti?