Chai Latte Receta

Receta navideña: chai latte

Estoy segura de que no esperabas una bebida como el chai latte en la sección de recetas, especialmente en estas fechas de comer sin medida.

Para mí la Navidad no es sólo sinónimo de invierno, reencuentros, comidas copiosas, escaparates llamativos y villancicos. Estas fechas significan un descanso en el camino, detenerse, recogerse, repasar lo vivido y coger aliento para seguir caminando.

Más o menos, lo mismo que hago en septiembre, pero con un clima más oscuro y frío.

Las bebidas calientes reconfortan

Si leíste mi post sobre ayurveda, habrás visto que la dosha vata no le sientan bien las bebidas frías. Además, tiene carácter cambiante, el aire es su elemento.

El invierno sería como la dosha vata de las estaciones: inestable, fría y necesitada de alimentos cálidos. Con esta receta intentamos apaciguar sus efectos y adaptarnos suavemente al frío. Puedes prepararlo en casa mientras ves nevar por la ventana.

Llena tu hogar de aromas invernales con este sencillo té especiado.

Las bebidas calientes son medicina para el alma. No sólo te aportan calor a nivel físico. También proporcionan calma, sensación de estabilidad, claridad mental. En cierto modo, te enraízan de nuevo con tu propio ser. Y eso te ayuda a tomar perspectiva y decidir por dónde continuar.

Ingredientes y preparación

La receta está calculada para unas 6 tazas, para que invites a merendar a quien más quieras, o lo disfrutes como recién hecho durante un par de días.

  • 3 tazas de agua
  • 3 tazas de leche o bebida vegetal
  • 5 ramas de canela
  • 2 cucharadas de jengibre rallado
  • 7 clavos
  • 1 cucharada de semillas de cardamomo (es lo más complicado de encontrar, prueba en herbolarios, tiendas eco o tiendas de comida india)
  • Nuez moscada rallada, al gusto
  • 6 cucharadas de té negro, opcional

Hierve el agua y las especias. Reduce el fuego y mantenlo 10 minutos. Añade la leche y vuelve a hervir. Retíralo del fuego, añade té negro (opcional), déjalo tapado unos 5 minutos y pasa la bebida por un colador. Espera un poco a que se temple antes de probarlo, ¡huele rico pero te puedes quemar!

Puedes variar las proporciones de agua y leche a tu gusto, incluso puedes hacerlo sólo con leche, hirviendo todo junto una sola vez. Te invito a añadir miel o canela como ingredientes extra.

Qué te aporta el chai latte

Lo prepares con té o sin ello, con leche o con bebidas vegetales, este brebaje calentito y especiado te aporta aromas de invierno, sabor a hogar, una pausa en mitad del jaleo navideño, claridad mental para decidir tus propósitos de año nuevo.

Si le sumas buena música de fondo, un libro y los relojes detenidos, te llevará de viaje a tu rincón de paz, ése en el que nadie más puede entrar.

¡Felices fiestas!