Imagen post estira con yoga

¿Eres runner o entrenas en un gimnasio? Estira y recupera con Yoga

¿Eres runner, entrenas en un gimnasio o participas en competiciones tipo triatlón? ¿Estiras tus músculos antes y después de entrenar? ¿Y de competir? Si todas tus respuestas son “sí” y, sobre todo, si respondes “no” a alguna pregunta, este post te puede interesar.

Cada día más deportistas profesionales se animan a practicar yoga. Aparte de los innumerables beneficios que esta forma de vida te aporta, lo hacen por mantener y mejorar la flexibilidad en sus músculos.

Por qué incorporar yoga a mi rutina

La práctica de yoga moviliza todos tus músculos, los estira, contrae y flexiona en todos los ángulos, saliendo de la repetitiva rutina de la mayoría de los entrenamientos de gimnasio o de un deporte determinado.

Y no sólo tus músculos, también tus articulaciones se ven beneficiadas de pasar un rato sobre tu esterilla, pues las vas fortaleciendo poco a poco.

Cuida tu cuerpo y te responderá dando lo mejor de sí.

Acompañas cada asana de un tipo de respiración, te concentras en ella, la sostienes y mantienes el equilibrio, llegando un poquito más lejos cada vez.

No sólo trabajas en tu cuerpo, yoga llega a todos los niveles: músculos, respiración (con pranayama), concentración, estados de ánimo y emociones. Recuperas tu equilibrio y bienestar. Tras un entrenamiento duro, no se me ocurre mejor regalo.

Las posturas

Aquí tienes unas pocas asanas que pueden ayudarte. Intenta practicarlas en este orden y mantenerlas al menos 10 respiraciones cada una y por cada lado.

Si las vas a usar a modo de estiramientos antes o después de tu entrenamiento, deshaz cada postura, tómate unos segundos para respirar y vuelve a hacerla y mantenerla.

Repetirlas te ayuda a profundizar en ellas y a trabajar más intensamente en cada músculo, ayudando a llegar a sus capas más interiores.

  • Por supuesto, unas cuantas vueltas de Surya Namaskar ayudan a calentar y preparar todo el cuerpo.
  • Ardha Halasana – postura del medio arado.
  • Adho Mukha Svanasana – el perro boca abajo.
  • Virabhadrasana I y II – guerrero I y II.
  • Utthita Trikonasana – el triángulo.
  • Parivrtta Trikonasana – el triángulo girado.
  • Ardha Matsyendrasana – media torsión espinal.
  • Halasana – el arado.

Cuando termines, tómate unos minutos en savasana para relajarte por completo y dejar que hagan su efecto.

Qué más puedo hacer

¡Respira! Literalmente, respira. Aprende a respirar bien, por la nariz y llevando todo el aire hasta tu abdomen. Oxigena tu cerebro y tus músculos, calma tu mente, prepárate para concentrarte antes de competir. Tan importante es estirar tus músculos como respirar.

Te dejo un enlace para más información al respecto y, como siempre, si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactarme.

Si te interesa una sesión completa acorde a tus necesidades, envíame un email.