Imagen mantra om

Por qué cantamos el mantra OM

No hay nada más desconcertante en una clase de yoga que cantar mantras. Las primeras veces, ni te atreves. Te suenan raros, no entiendes el idioma y no puedes dejar de pensar que te has metido en una secta sin quererlo.

¡Nada más lejos de la realidad! Sí, es raro entonar cánticos en sánscrito con los ojos cerrados, pero no es más raro que “saludar al sol”, caminar descalz@ o sentarte a respirar en la postura del loto. Si quieres saber por qué cantamos el mantra OM, sigue leyendo.

Qué son los mantras

Un mantra puede ser una sola sílaba, una palabra o una frase completa. Hacen referencia a divinidades de la cultura india. Por lo general, se recitan o cantan en sánscrito, aunque a veces los cantamos en otros idiomas.

Este sonido crea una vibración que distribuye y equilibra la energía por todo tu cuerpo. Resuena en tus chakras y te ayuda a concentrarte, a estar presente.

Si colocas tus manos sobre tu pecho mientras cantas, sentirás la vibración.

Los mantras se pueden recitar mentalmente, se pueden cantar y también se bailan en danzas meditativas. Imagina que cantas tus canciones favoritas con plena concentración: el tiempo pasa sin enterarte mientras no piensas en nada más. En definitiva, cantar mantras es otra forma de meditar.

Particularidades del mantra OM

Se dice que OM es el sonido del cual partieron todos los demás. Sea o no verdad, lo cierto es que no necesitas hablar sánscrito para poder pronunciarlo.

Está formado por las letras AUM que representan, respectivamente, la creación, la conservación y la disolución. Además, la A simboliza el estado de vigila, la U el del sueño y la M el del sueño profundo.

Es posible que lo escuches cantado de ambas maneras: “om” y “aum”. Gráficamente hay diferentes símbolos para representarlo, seguro que lo has visto tatuado en tobillos y brazos.

Cuando lo entonas tu cuerpo vibra y la M final se siente en la coronilla, tal es su fuerza.

Sonido lleno de energía

La fuerza del sonido puede romper cristales o provocar un alud. Toda esa fuerza vibrando en tu interior modifica tu estado mental, tu energía y tu consciencia. Los primeros efectos que produce cantar mantras son la relajación física y mental, y tímidos pasos hacia la concentración.

Por eso empezamos practicando con OM: es corto, sencillo y poco a poco te va resultando cómodo cantarlo. ¿Has escuchado o cantado otros mantras? ¿Cuáles?