Imagen mudras

Qué son los mudras

Mudra significa cierre o sello y se refiere a gestos que realizamos generalmente con las manos durante una práctica de yoga o de meditación.

Cada parte de tu mano representa una zona de tu cuerpo y de tu cerebro. Colocarlas de una determinada manera afecta a tus emociones, comportamientos y estado general. Cada gesto o mudra que realizas envía mensajes a tu sistema de energía (es decir, a tu mente y a tu cuerpo).

Por dónde empiezo

Existe una gran variedad de mudras y se utilizan mucho en yoga Kundalini, algo menos en los demás tipos de yoga. Hoy te voy a describir unos cuantos, para que los puedas utilizar durante tu práctica. Son especialmente útiles durante los momentos de concentración al principio y al final de la clase, cuando te sientas a respirar y a conectar con el momento presente.

Cierra los ojos y coloca tus manos instintivamente: eso es lo que necesitas ahora.

Cuando te vas acostumbrando a estas posturas de manos, poco a poco van resultando naturales. Con el tiempo, te das cuenta de que tu mente te pide un determinado mudra. Eso es porque lo necesita para equilibrar una determinada zona energética.

6 mudras y sus beneficios

Colócate en postura de meditación y ve practicando estos cierres o sellos de manos:

  • Gian mudra – une los dedos índice y pulgar, presionando ligeramente las yemas, extiende el resto de los dedos y coloca las manos boca arriba sobre tus rodillas. Aumenta la sabiduría y el conocimiento.
  • Chin mudra – exactamente igual que el anterior, pero con las palmas de las manos apoyadas sobre tus rodillas. Intensifica la concentración.
  • Shuni mudra – une los dedos corazón y pulgar, el resto de la mano queda como en la postura anterior. Aumenta la paciencia, el discernimiento y la capacidad de compromiso.
  • Surya mudra – une los dedos anular y pulgar, el resto de la mano queda como en la postura anterior. Aumenta la energía y la creatividad.
  • Buddhi mudra – une los dedos meñique y pulgar, el resto de la mano queda como en la postura anterior. Aumenta la capacidad de comunicarse y la intuición.
  • Mudra de oración – une las palmas de las manos, extendidas, a la altura del pecho, apoya ligeramente los dedos pulgares en el esternón, presiona las manos. Aumenta la concentración y ayuda a tomar consciencia del momento presente.

Por qué usamos mudras

Como ya te he dicho, estos gestos de las manos envían mensajes a tu mente y a tu cuerpo. Hay muchos más y cada uno tiene un propósito diferente.

En general, los usamos para concentrarnos y forman parte de la práctica sobre la esterilla. Esa ligera presión que ejercitas evita que te distraigas. Igual que las posturas y los ejercicios de respiración, estos gestos envían mensajes a todo tu organismo y te ayudan a restablecer el equilibrio. Lo creas o no, son señales sutiles que llegan a tu cerebro y trabajan a todos los niveles.

¿Te gustaría conocer más mudras? ¿Practicas alguno en tus clases? ¡Compártelo con nosotros!