Imagen posturas de invierno

6 Posturas para el invierno

Estrenamos nueva estación. La más dura para muchos y la que más nos invita al recogimiento. Días cortos, clima frío y pocas ganas de salir. Todas las estaciones tienen su encanto y la naturaleza podría sorprenderte si le das una oportunidad. ¡Sal a explorar!

Para combatir el abatimiento y la falta de energía (y de luz natural) te traigo una secuencia que te va a llenar de eso que ahora mismo te falta: estabilidad y ganas de comerte los días a bocados. Prepara tu esterilla, comenzamos.

Qué practicar

Lo que te apetece es moverte poco, refugiarte entre mantas y recogerte a leer o a ver películas. Hazlo, claro que sí. Pero primero dale una oportunidad a esta secuencia de posturas. Intenta vencer la pereza, lo vas a agradecer.

Prepara ropa cómoda y cálida, una manta suave para la relajación final, velas, música tranquila. Y deja lista una bebida caliente para cuando termines, será la guinda de tu práctica.

Sin prisa, con suavidad y consciencia fluye sobre tu esterilla y fúndete con el ambiente invernal.

Si es posible, elige una hora temprana para comenzar el día con esta práctica. Entrarás en calor y podrás disfrutar del resto del día con otra mirada.

Las posturas

Comienza con unos minutos de respiración y conexión con tu interior. Calienta los músculos y continúa con unas cuantas vueltas de Saludo al sol. A partir de ahí, sigue con la secuencia.

  • Prasarita Padottanasana – la flexión anterior con las piernas extendidas.
  • Ashta Chandrasana – luna creciente.
  • Parsvottanasana – la pirámide.
  • Ustrasana – el camello.
  • Ardha Matsyendrasana – la media torsión.
  • Paschimottanasana – la pinza.

Puedes finalizar con el pranayama que te propongo a continuación y descansar en savasana cubriéndote con una manta. 

Respiración de invierno

Tras haber bajado los ritmos con las últimas asanas y justo antes de tumbarte para la relajación, te propongo dedicar unos minutos a respirar. El ejercicio nadi-shodhana es el más adecuado en este momento.

Siéntate en una postura cómoda, con la columna bien erguida y los ojos cerrados.

Con el pulgar de la mano derecha tapas tu fosa nasal derecha, y con los dedos anular y meñique tapas tu fosa nasal izquierda. No al mismo tiempo, sino de forma alterna. 

Tapas tu fosa nasal derecha con el pulgar antes de comenzar. Inhalas, tapas tu fosa nasal izquierda, destapas la derecha y exhalas.

Por la fosa por la que exhalas vuelves a inhalar. Y finalizas cada vuelta exhalando por la izquierda. Realiza 10 ciclos.

Los tiempos que suelen utilizarse son: inhalo 1x, exhalo 2x. Ejemplo: 3 tiempos para inhalar, 6 para exhalar. O 4:8, 5:10, 6:12. 

¡Bienvenido el invierno!