Imagen crema "Cenicienta"

Receta: Crema “Cenicienta”

Se terminan las fiestas y recuperamos la cordura. Poco a poco, volvemos a la rutina, especialmente la culinaria.

Toma buena nota de esta receta, te ayudará a cuidarte.

Cocina con mimo

Es una receta muy sencilla, de las que dejan un rico aroma por toda la casa. Pon música, prepara los ingredientes y tómate tu tiempo. Cocina con mimo y saboréala sin prisas.

Ingredientes de la tierra y el calor del puchero te harán pisar firme de nuevo.

Fíjate en cómo preparas los ingredientes, cómo los mezclas, cómo va tomando forma. Cocina con consciencia, medita cocinando, dejando atrás el jaleo de las fiestas ya pasadas.

Ingredientes y preparación

Está calculada para 3-4 personas, pero la puedes servir de acompañamiento y repartirla de este modo entre más comensales.

  • 1 calabaza pequeña, ¡por supuesto! De ahí le viene el nombre.
  • 1 boniato
  • 3 zanahorias
  • 1 cebolla roja
  • 2 dientes de ajo
  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo (ojo, que las manchas de cúrcuma no se van)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Pimienta, canela y comino
  • Opcional: si necesitas un extra de energía y te gustan los sabores intensos, añade un poco de jengibre rallado.
  • Opcional: si quieres una textura más suave, añade 150 ml de bebida vegetal o de leche.

Pela y trocea la calabaza, el boniato y las zanahorias en dados. Pela y pica el ajo y la cebolla y sofríelos en aceite, a fuego medio.  Añade el resto de los ingredientes, incluidas las especias. Sofríe medio minuto más. Cubre con agua hasta taparlo todo y deja a fuego medio hasta que hierva. Si vas a añadir leche, es el momento de hacerlo. Después de hervir, mantén el fuego lento durante 25 minutos. Tritúralo en la batidora y sirve templado.

Qué te aporta esta receta

La calabaza te aporta fibra, vitaminas A, C, grupo B, potasio, cobre, manganeso. Es antioxidante y ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

El boniato es rico en vitaminas A, C y el grupo B.

Las zanahorias contienen un alto contenido en vitaminas, especialmente la A (buena para la vista), hidratos de carbono y minerales.

La cebolla roja contiene vitaminas A, B y C, minerales como potasio, magnesio, fósforo, calcio. Es antiinflamatoria, antibiótica y antiséptica, perfecta para evitar resfriados.

El ajo es un antibiótico natural, además de regular el nivel de colesterol y reducir los niveles de metales pesados en la sangre.

La cúrcuma tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y aporta sales minerales. Es considerada “el ibuprofeno natural”.

El aceite de oliva, nuestro querido aceite, posee innumerables propiedades beneficiosas, entre las que destaca el alto nivel de vitamina E, que ayuda a regular el nivel de colesterol.

La pimienta aumenta la absorción de otras sustancias beneficiosas, además de aportar vitamina C y ayudar a disminuir el colesterol.

La canela es antiinflamatoria y antioxidante, facilita la digestión.

El comino es rico en vitaminas y minerales, facilita la digestión.

El jengibre aporta vitaminas y minerales, es antiinflamatorio y también facilita la digestión.

Dependiendo de la bebida que elijas, variará su aporte en grasa, vitaminas y calcio. Asegúrate de que no lleva aditivos innecesarios.

A esta receta le faltan hidratos de carbono para ser completa en nutrientes. Dado que la queremos usar para compensar los excesos navideños, la puedes consumir como plato principal o incluso único. ¡Que la disfrutes!

CLOSE
CLOSE