Qué ropa me pongo para practicar yoga

Personalmente, te recomiendo probar a practicar yoga como viniste al mundo. Yo también me resistía, pero tras haberlo experimentado puedo afirmar que es algo único. Trabajas en tu autoestima, tu percepción de tu propio cuerpo, tus complejos… cuando termina la sesión te quieres mucho más que antes de empezar.

¡No te digo que vengas a clase sin ropa! Sólo intentaba responder a la pregunta del título. Ahora, en serio, si lo que quieres es olvidarte por completo de lo que llevas puesto, te invito a que busques la máxima comodidad en tu ropa de yoga.

Comodidad o diseño

Hay modalidades de yoga que se practican con ropa blanca. Y también hay profesores para todos los gustos: quienes piden ropa ajustada, para ver la alineación de tu cuerpo, quienes piden ropa en tonos claros, y quienes sólo te decimos que vengas a gusto a clase.

Creo que es importante no estar pendiente de cremalleras o botones en lugares que se te clavan, tejidos que se retuercen o prendas que caen sobre tu cabeza cada vez que haces adho mukha svanasana (perro boca abajo) durante los saludos al Sol.

Siente tu ropa tan cómoda que no interfiera en tu práctica.

Y, como plus, no estaría mal echarle un vistazo a la composición del tejido. Por cuidar el medioambiente y porque va a estar en contacto con tu piel.

Ykile, mi segunda piel

Estos son mis tres esenciales para comprar cualquier prenda de yoga:

  • Que sea cómoda. Me siento en postura de meditación, hago una invertida o una torsión, pruebo lo que puedo en la tienda y veo cómo se adapta la prenda.
  • Que no se arrugue mucho. Miro bien la etiqueta y la composición de los tejidos.
  • Relación calidad/precio. De nada me sirve pagar poco si se va a desintegrar o a encoger en el primer lavado.

Todos estos requisitos los cumplen las prendas de la marca Ykile. A todo ello se suma la suavidad de las prendas y la sensación de no llevar nada puesto, así no estoy pendiente de la ropa mientras practico.

Y ahora que llevo ya un tiempo practicando con ropa de esta marca te la recomiendo, sin ninguna duda. Tiene unos colores animados y bonitos, las prendas combinan entre sí, el tacto es tan suave que dan ganas de no quitárselas nunca. Por encima de todo: puedo hacer cualquier asana sin estar pendiente de la ropa que llevo, me olvido por completo de ella y fluyo con mi respiración y mis movimientos.

Valores añadidos de la ropa Ykile

Además de cumplir mi lista de requisitos, Ykile tiene unos valores éticos y morales muy acordes con los de Karma Yoga. Diseñan en España, fabrican en Europa de manera sostenible y sus prendas tienen el certificado Öko-Tex.

Lo que más me enamoró de ellos fue su cariño por el detalle. El detalle en sus diseños y en su trato contigo. Desde la primera vez que les contactas hasta que la ropa llega a tus manos no dejan nada al azar. Su prioridad eres tú y cuidan de que todo sea sencillo y cómodo.

Te invito a pasarte por la tienda de Karma Yoga y comprobar todo lo que digo. Ykile no te dejará indiferente.