Imagen saludo a la luna

Cómo practicar saludos a la luna

Aunque menos habituales que los saludos al sol, también existen secuencias del saludo a la luna, o Chandra Namaskar.

Habitualmente, se realizan en días de luna llena (esta noche) o luna nueva y, al igual que ocurre con el saludo al sol, hay diferentes versiones. Hoy te traigo la que más me gusta.

Saludo a la luna: qué es

El saludo a la luna es un ejercicio dinámico de calentamiento y se realiza antes de la sesión de asanas o posturas. También puede realizarse como práctica física única, pues mueve todos los músculos y articulaciones del cuerpo. Las posturas se van encadenando una tras otra, a ritmo de la respiración.

La secuencia

Se suelen realizar 3 o 4 vueltas completas, es más intenso que el tradicional saludo al sol y también lleva más tiempo. Visualmente es muy bello, como un ejercicio de natación sincronizada sobre la esterilla.

Respira y sumérgete en el influjo lunar.

Sigue el sentido de las agujas del reloj y comienza a las 12 en punto. Se realiza siempre hacia el mismo lado, no es necesario repetir, pues toda la vuelta es simétrica. Inhala en las posturas de apertura de pecho y exhala en las de cierre. Poco a poco irás fluyendo y cada vuelta será más armónica y más conectada con tu respiración.

Aquí tienes el orden de las posturas o asanas:

  • Hasta Uttanasana – postura de los brazos elevados. Inhala.
  • Chandrasana – postura de la luna, a la derecha. Exhala e inhala de nuevo.
  • Utkata Konasana – postura de la diosa. Exhala.
  • Utthita Tadasana – postura de la estrella. Inhala.
  • Trikonasana – postura del triángulo, a la derecha. Exhala e inhala.
  • Parsvottanasana – postura de la pirámide, a la derecha. Exhala.
  • Banarasana – postura del corredor, a la derecha. Inhala.
  • Ardha Malasana – postura de media guirnalda, a la derecha. Exhala.
  • Malasana – postura de la guirnalda. Inhala, exhala, inhala de nuevo.
  • Ardha Malasana – postura de media guirnalda, a la izquierda. Exhala.
  • Banarasana – postura del corredor, a la izquierda. Inhala.
  • Parsvottanasana – postura de la pirámide, a la izquierda. Exhala.
  • Trikonasana – postura del triángulo, a la izquierda. Inhala y exhala.
  • Utthita Tadasana – postura de la estrella. Inhala.
  • Utkata Konasana – postura de la diosa. Exhala.
  • Chandrasana – postura de la luna, a la izquierda. Inhala y exhala.
  • Hasta Uttanasana – postura de los brazos elevados. Inhala.

Paso a paso

  • Hasta Uttanasana – postura de los brazos elevados. Colócate de pie, en el centro de la esterilla, piernas y pies juntos, brazos pegados a los muslos, todo el cuerpo erguido y en línea. Inhala y eleva los brazos, con las palmas juntas.
  • Chandrasana – postura de la luna, a la derecha. Exhala, reclínate hacia tu derecha, estirando el costado izquierdo, moviendo sólo la parte superior del cuerpo. Inhala de nuevo e incorpórate, recto.
  • Utkata Konasana – postura de la diosa. Exhala, da un paso a tu derecha sin mover el pie izquierdo, flexiona rodillas y codos, bajando el tronco, formando un solo plano con tu cuerpo.
  • Utthita Tadasana – postura de la estrella. Inhala, estira las rodillas y estira los codos dejando los brazos paralelos al suelo.
  • Trikonasana – postura del triángulo, a la derecha. Gira el pie derecho 90 grados, exhala, desplaza el tronco hacia la derecha y lleva tu mano derecha hacia tu pierna derecha, tu mano izquierda hacia el techo y mira arriba. Inhala.
  • Parsvottanasana – postura de la pirámide, a la derecha. Exhala, lleva la mano izquierda hacia tu pierna derecha, girando el tronco, y la cabeza hacia la rodilla.
  • Banarasana – postura del corredor, a la derecha. Inhala, apoya la rodilla y el empeine izquierdos en el suelo, apoya ambas manos en el suelo a los lados del pie derecho y eleva la cabeza, mirando al frente.
  • Ardha Malasana – postura de media guirnalda, a la derecha. Exhala, estira la pierna izquierda, camina con las manos al frente, apoyándolas en el suelo en línea con los hombros y mira al frente. Mantén la rodilla derecha flexionada.
  • Malasana – postura de la guirnalda. Inhala, flexiona la rodilla izquierda, coloca las manos en plegaria y haz presión con los brazos en la cara interior de las piernas para mantener el equilibrio y la espalda estirada. Exhala, inhala de nuevo.
  • Ardha Malasana – postura de media guirnalda, a la izquierda. Exhala, estira la pierna derecha, camina con las manos al frente, apoyándolas en el suelo en línea con los hombros y mira al frente. Mantén la rodilla izquierda flexionada.
  • Banarasana – postura del corredor, a la izquierda. Inhala, gira el pie izquierdo 90 grados, apoya la rodilla y el empeine derechos en el suelo, apoya ambas manos en el suelo a los lados del pie izquierdo y eleva la cabeza, mirando al frente.
  • Parsvottanasana – postura de la pirámide, a la izquierda. Exhala, estira tu pierna izquierda, lleva la mano derecha hacia tu pierna izquierda, y la cabeza hacia la rodilla.
  • Trikonasana – postura del triángulo, a la izquierda. Inhala, eleva tu brazo derecho hacia el techo y mira arriba. Exhala.
  • Utthita Tadasana – postura de la estrella. Inhala, coloca ambos pies mirando al frente eleva el tronco y coloca los brazos en línea, paralelos al suelo.
  • Utkata Konasana – postura de la diosa. Exhala, flexiona rodillas y codos, bajando el tronco, formando un solo plano con tu cuerpo.
  • Chandrasana – postura de la luna, a la izquierda. Inhala, estira las piernas, da un paso hacia tu derecha y júntalas. Estira los brazos, junta las palmas y reclínate hacia tu izquierda, estirando el costado derecho, moviendo sólo la parte superior del cuerpo. Exhala.
  • Hasta Uttanasana – postura de los brazos elevados. Inhala, incorpórate recto, brazos arriba con las palmas juntas. Exhala.

Beneficios de esta secuencia

Cuando cambian las fases lunares todo se altera: la naturaleza y nosotros. Hay quien lo nota más y quien, menos. Practicar el saludo a la luna en esos momentos tiene beneficios que contrarrestan dicha alteración:

  • Calma el sistema nervioso.
  • Deja la mente en estado de reposo, relajándola y liberándola de pensamientos.
  • Ayuda a conciliar el sueño.
  • Ayuda a canalizar la energía lunar y sus propiedades creativas.
Date un buen baño de rayos de luna y que tengas lindos sueños…