Imagen post asanas para verano

Yoga y artritis

A lo largo de este blog he compartido contigo los beneficios que el yoga tiene para algunas dolencias o estados del cuerpo, tales como menstruación, insomnio, dolor de espalda, mejora del equilibrio, osteoporosis o menopausia.

La lista es larga, lo que el yoga puede hacer por ti se aplica a todos los ámbitos: físico, mental, emocional, anímico. Hoy me quiero centrar en cómo aliviar los dolores causados por la artritis.

Qué practicar

Las posturas que enfatizan el movimiento de tus articulaciones son las más adecuadas para fortalecer y, a la larga, aliviar los dolores y molestias. Podría decirse que todas las asanas ponen en marcha tus articulaciones, y es por ello que he elegido unas cuantas en las que este hecho es más evidente.

Con suavidad y cuidado puedes proteger y aliviar tus articulaciones.

Esta práctica no hará que te cures, no se trata de eso. Sí que te puede ayudar a ralentizar la enfermedad y llevarla de la mejor manera posible, haciendo que te sientas mejor y que te puedas mover de manera más

Las posturas

Dedícate unos minutos a sentarte con los ojos cerrados, respirar, encontrar la calma y centrar tu mente. Sigue con unos estiramientos suaves y conscientes, escuchando y sintiendo cada articulación. A continuación, ve pasando por estas asanas y termina después con una relajación en Savasana.

  • Virabhadrasana II – guerrero II.
  • Utthitha Parsvakonasana – ángulo extendido.
  • Utthitha Trikonasana – triángulo.
  • Ashta Chandrasana – luna creciente (versión suave).
  • Salabhasana – langosta.
  • Setu Bandha Sarvangasana – puente.
  • Sucirandharasana – ojo de aguja.
  • Janu Sirsasana – sauce (versión suave).

Recuerda realizar cada postura de cada lado para equilibrar y compensar los estiramientos.

Mejora tu práctica con soportes

Habrás visto que en nuestro centro disponemos de bloques, cinturones y mantas. Si no dispones de ellos en casa, pero necesitas una “mano extra” en algunas de las asanas anteriores, aquí tienes algunos trucos:

  • Apoya la mano en un bloque/caja/libro en Utthita Trikonasana para descargar peso, si no llegas al suelo.
  • Coloca una manta enrollada bajo tus empeines en Salabhasana.
  • Coloca un soporte bajo tu zona lumbar en Setu Bandha Sarvangasana y descansa tu espalda.

Espero que esta práctica te ayude mucho. Me encantaría leer tus comentarios aquí debajo.