Imagen post yoga y ayúrveda

Yoga y ayurveda

Como ya te expliqué anteriormente, Ayurveda es una ciencia milenaria que trata el cuerpo como un todo y se basa en lo que la naturaleza nos provee para mantenerlo sano y joven. Una parte de esta ciencia cuida de la nutrición.

Lo que no te había contado es que también puedes seleccionar una secuencia distinta de asanas y un pranayama determinado en función de cuál sea tu dosha predominante.

Haz el test y averigua qué secuencia te corresponde, si quieres mantener un equilibrio entre cuerpo y mente.

Las 3 doshas

Tu dosha te afecta e influye del mismo modo que te afecta todo lo que te rodea. Según sea tu constitución, así te alimentas, descansas y reaccionas a los estímulos.

Resumiendo mucho, pues este tema necesita más dedicación que un post en el blog, estas son las características principales de cada dosha:

  • Vata es aire y éter, creatividad, cambio, como el viento que todo lo revuelve. Vata necesita calor y densidad para equilibrarse.
  • Pitta es agua y fuego, pasión, claridad mental, liderazgo. Pitta necesita frescor y ligereza para equilibrarse.
  • Kapha es agua y tierra, estabilidad, emociones, lealtad. Kapha necesita estímulos y sencillez para equilibrarse.
Formas parte de la naturaleza y ella forma parte de ti. Cuídala.

El yoga actúa a todos los niveles, desde los más visibles (respiración, postura) hasta los más sutiles (pensamientos, visión del mundo). También, al nivel de “calmar” tu dosha predominante y estimular las otras dos.

Ayurveda en la esterilla

Si quieres que tu dosha predominante esté más equilibrada, prueba a practicar esta serie de posturas. Comienza respirando, conectando, calentando todo el cuerpo suavemente. Sigue con unas vueltas de saludos al sol y finaliza con relajación en Savasana.

Si eres Vata, realiza una práctica lenta, suave, manteniendo cada postura. Como pranayama realiza respiración alterna (nadi-shodhana):

  • Virabhadrasana II – guerrero II.
  • Utthita Trikonasana – triángulo.
  • Prasarita Padottanasana – flexión adelante con piernas separadas.
  • Virabhadrasana I – guerrero I.
  • Bhujangasana – cobra.
  • Ustrasana – camello.
  • Paschimottanasana – pinza.

Si eres Pitta, realiza una práctica fluida, encadenando posturas al ritmo de la respiración. Como pranayama puedes practicar respiración refrescante (sitali):

  • Virabhadrasana I – guerrero I.
  • Virabhadrasana II – guerrero II.
  • Setu Bandha Sarvangasana – puente.
  • Dhanurasana – rueda.
  • Upavistha Konasana – flexión adelante sentada.
  • Parvritta Janu Sirsasana – sauce girado.
  • Salamba Sarvangasana – sobre los hombros

Si eres Kapha, realiza una práctica intensa, activa, con pocos descansos y mucha energía en tus movimientos. Como pranayama practica respiración de fuego (kaphalabati):

  • Utthita Trikonasana – triángulo.
  • Navasana – barco.
  • Setu Bandha Sarvangasana – puente.
  • Dandasana – bastón.
  • Paschimottanasana – pinza.
  • Salamba Sirsasana – sobre la cabeza.
  • Balasana – niño.

Qué más me ofrece el ayurveda

La ciencia del ayurveda es muy completa y te ofrece todo tipo de opciones para cuidarte y mantener tu cuerpo sano y en forma, tu mente equilibrada y unos hábitos saludables de por vida.

Se basa en masajes con aceites esenciales (dependiendo de tu constitución, serán unos u otros), aromaterapia, terapias con gemas, meditación, yoga, nutrición y, sobre todo, seguir unas pautas adecuadas a tus necesidades. No hay un patrón genérico.

En ayurveda se considera que cada persona es única.

Una consulta de diagnóstico resulta de lo más interesante. Sigas o no sus pautas, te sorprenderá todo lo que pueden saber de ti tomándote el pulso. ¿Te animas?